El sitio prepper en español que te trae consejos, noticias, reseñas, formación, equipos y alimentos relacionados a la preparación para emergencias

Como la vida moderna destruye nuestro instinto de supervivencia

796 0

Nuestro mundo de hoy parecería mágico ante los ojos de nuestros antepasados. Nuestras necesidades se cumplen casi de inmediato, tenemos agua limpia con solo darle vuelta de una perilla, tenemos calor con sólo pulsar un botón, y luz con el toque de un interruptor. La comida se compra en una caja lista para calentar, y una persona puede preparar una comida en menos de 6 minutos con el horno de microondas que es un utensilio fijo en la mayoría de las cocinas modernas.

Nuestro mundo es limpio, cómodo, y cargado con abundantes recursos, cosas que tomaron mucho tiempo y esfuerzo para producir en los días pasados.

Pero todo esto de la comodidad tiene un precio muy alto, uno que ni siquiera nos damos cuenta que existe hasta que surge una situación en la que las respuestas listas y al instante no están allí, la comida no está disponible, y el dial del termostato ya no tiene ningún efecto en absoluto.

La vida moderna destruye nuestro instinto de supervivencia. La mayoría de la gente acaba por comprar las respuestas a todos sus problemas y han perdido la capacidad de pensar. La autosuficiencia es un acto de rebelión épica contra el status quo.

Soluciones rápidas reducen la capacidad de resolución de problemas

Ayer, descubrí que ya no tenia orégano.

Normalmente la solución es sería subirme en el coche y conducir hasta tienda de comestibles.  Me gustaría comprar un poco de orégano, algunas otras cosas interesantes que me llamaron la atención, y tomar un café en el camino a casa para atacar sueño de media tarde.

Pero, ya que estoy participando en el Once-a-Month Shopping Challenge, salir corriendo a la tienda no era una opción, y no lo sería por 3 semanas más.  Como los tomates que estaba procesando no durarían tanto tiempo, tuve que pensar en otras soluciones – soluciones reales que no implican correr a la tienda. (Sustituí el tomillo y la albahaca, por cierto.)

Esto me hizo pensar acerca de cómo solemos resolver problemas en estos días y época.

Compramos las soluciones a nuestros problemas. La comida lenta se ha convertido en la comida rápida. Nosotros reemplazamos en lugar de reparar.

Nos vamos a la tienda. Pedimos no se que nuevo en Amazon o Ebay y nos llega a nuestra puerta el al día siguiente. Si nuestra central de calor se apaga, enchufamos un calentador portable  y nos acurrucamos junto a él hasta que el tipo de reparación llegue. Cuando lo hace y llega allí, solo reemplaza las partes en lugar de tomar la parte dañada y repararla.

¿Qué significa esto?

Esto significa que la solución a casi todos los problemas que se producen pueden ser comprados. Casi cualquier cosa que sentimos que necesitamos se pueden comprar, a menudo dentro de los primeros 30 minutos desde que la idea se hizo estallar en nuestras cabezas.

La capacidad de resolver problemas esta casi extinta

Tenemos que salir de esta gratificación instantánea y la mentalidad basada en el reemplazo. Porque a veces, no se puede comprar la manera de salir de un problema. A veces hay que arreglar las cosas por si mismo, encontrar substitutos, y resolver sus propios problemas.

El problema es que la mayoría de las personas ya no cuentan con esas conexiones. Simplemente se han despreocupado de esto por las últimas dos generaciones de conveniencia. Los niños son sensibles salchichas, todo el mundo recibe un trofeo, y la frase “Esto me hace incómoda/o” es como un encanto mágico que usa la gente para protegerse de delito de cualquier tipo.

Las personas que pueden resolver sus propios problemas están cada vez más escasas. Dentro de una generación o dos, si seguimos por este camino, podríamos terminar con la misma suerte del dodo. Usted puede conocer a una persona realmente independiente, aquí y allá, pero nadie le creerá realmente que conoció una. Algo así como el ver a Pie Grande.

Es está, la incapacidad para resolver los problemas, la  que significarán la desaparición de una persona. Todo el mundo va a ser grande, incluso tendrán aires de satisfacción dentro la comodidad de sus conveniencias durante los buenos tiempos, pero cuando se desate una crisis, van a estar realmente indefensos.

¿ Recuerdan cuando la Super Tormenta Sandy golpeó la costa este hace un par de años atrás?

Durante TRES DÍAS, la gente estuvo completamente fuera del alcance de alimentos, combustible y la ayuda básica del gobierno. Muchos eran incapaces de sobrevivir sin ayuda, incluso por una semana.

Resolución de problemas 101

Cuando se desata una crisis, uno no quiere estar estar en la situación de las personas antes mencionadas. Aquí hay 4 cosas que usted puede hacer para mejorar su capacidad para resolver problemas.

1.) Reparación y sustitución.

Antes de comprar un reemplazo para su articulo roto, encuentre la manera de arreglar el articulo. Use un articulo similar viejo o antiguo en lugar de el articulo roto.  Averigüe  cómo funcionan las cosas y ponga a ejercitar su cerebro en lugar de esperar a que otros resuelvan el problema por usted. Empieza ahora aprendiendo a vivir sin correr a la tienda o ingresando a Amazon para comprar una solución.

Aprende a reparar y emendar objetos simples de la casa.  Aprenda a cambiar un neumático. Aprenda a cocinar y averiguar sustitutos si te falta algún ingrediente vital. Aprenda a utilizar las herramientas.

No se limite a sustituir a las cosas – canaliza el McGuyver que lleva dentro.

2.) Vívelo. No se limite a leer sobre él.

Por otra parte, trate de resolver las cosas sin recurrir a Internet para una respuesta. Esto no quiere decir que yo no uso el Internet mucho. (Ni siquiera puedo decirte lo mucho de mi información de la agricultura que viene de Youtube.) Pero, debe aprender a observar y utilizar sus instintos y habilidades inherentes también.

Puedes ver vídeos sobre la crianza de los pollos durante todo el día, pero hasta que realmente no intente hacerlo, no desarrollará esa capacidad indescriptible para evaluar cuando algo está mal, la comprensión de sus necesidades y la capacidad de resolver problemas. Usted no podrá sentir el golpe de un martillo en un dedo a menos que se golpee con el.

Esto es cierto con mucho más que sólo pollitos, por supuesto. La mayoría de las habilidades no son innatas. Tienes que probar, fallar y aprender de su fracaso antes de que pueda tener éxito.

Tienes que vivir tu vida, no sólo leer sobre ella en Internet.

3.) Predecir y prepararse.

Esto es de lo que se trata el Prepping. Estamos un paso adelante para el peor de los casos. Construimos nuestros suministros en consecuencia. Tenemos nuestras despensas llenas, un plan de preparación, y una serie de suministros para ayudarnos cuando SHTF. Tenemos un suministro de remedios caseros naturales y un conjunto de herramientas de supervivencia para ayudarnos a través de un desastre.

Al pensar de antemano acerca de las cosas que podrían suceder, somos más capaces de aceptarlos cuando ocurren. Ya hemos preparado el Plan B y puede pasar al modo de Prepper con confianza.

4.) Aceptar, acto plan.

Cuando ocurre un desastre, hay tres pasos que debe tomar en cualquier momento de la crisis. Tienes que aceptar que lo peor ha ocurrido en vez de retirarse a la disonancia cognitiva. Usted debe hacer un plan rápidamente. Usted debe actuar de inmediato y con decisión. Y si su plan no funciona, debe empezar de nuevo con aceptarlo y pasar al plan B, C, D  o  Cuántas letras conlleve salvarte. (Haga clic aquí para leer sobre estos tres pasos con más detalle.)

En Lo Impensable, uno de mis libros favoritos en la psicología de sobrevivir a un desastre, Amanda Ripley escribió sobre entrevistar a los sobrevivientes que habían estado en el World Trade Center cuando los aviones se estrellaron en 9/11. La principal diferencia entre los que vivieron y los que murieron fue la capacidad para envolver su cerebro alrededor del inminente peligro inmediato. Los sobrevivientes describieron la última vez que vieron a algunos de sus compañeros de trabajo. Había mucha gente que simplemente no podían aceptar el hecho de que un avión se había estrellado contra el edificio y que se debe evacuar inmediatamente. Recogieron sus pertenece, arreglaban sus escritorios, terminaron informes. Ellos no sintieron el mismo sentido de urgencia que los que sobrevivieron, porque la situación era tan horrible que simplemente no podían aceptarlo. Su incapacidad para aceptar el alcance del peligro hizo que muchos de ellos perecieran en un trágico incidente que otras personas, que actuaron de inmediato, pudieran continuar con vida.

Reflexiona un minuto

Piense en nuestra sociedad actual, obsesionada con los últimos dramas familiares de las Kardashians y el nuevo restaurante de comida rápida. . ¿Qué tan alta son las posibilidades de que esas personas serán capaces de aceptar un cambio dramático en su vida, uno que significa que deben producir sus alimentos, cavar una letrina, y resolver sus propios problemas?

No deje a nuestro estilo de vida de la conveniencia estropear su capacidad de tomar decisiones y rescatarte a ti mismo. Tome medidas para hacer  el solucionar problemas su nuevo estilo de vida. Esté preparado para el día en que la respuesta no sea tan sencilla como un viaje de ida y vuelta de 30 minutos a la tienda a recogerlo.

No espere a que alguien le diga las respuestas. Entender las cosas, aprender de la experiencia, la reparación, sustitución, y crear.

Estar en la minoría. Pensar. Sólo piensa.

Articulo original de: The Organic Prepper por Daisy Luther
Traducido al español por: Waldemar Medina para EmergenciaPR